Las principales funciones de los relés, dentro de las aplicaciones para automatismos, pueden definirse como: 

  • Inversión de contactos

Los relés nos permiten realizar, sin ninguna complicación, la llamada inversión de contactos mediante la utilización de contactos conmutados. 
Así pues, si un determinado sensor dispone de un solo contacto abierto, mediante la utilización de un relé que disponga de un contacto conmutado, estaremos en disposición de utilizar el contacto abierto o cerrado según sea la exigencia del automatismo. 

  • Multiplicación de contactos

Al mismo tiempo, los relés nos dan la oportunidad de multiplicar los contactos, ya que al accionar la bobina, esta puede actuar sobre 1, 2, 3 o 4 contactos, dependiendo del tipo de relé con el que trabajemos. 
No por multiplicar contactos perdemos el efecto de inversión, es frecuente en aplicaciones encontrarnos relés de cuatro contactos, todos ellos conmutados (efecto inversor).

  • Amplificación de potencia

En determinadas ocasiones, es posible que los sensores colocados en la instalación no permitan el paso de la intensidad deseada. Una rápida solución la encontramos en la utilización de relés en lo que podría denominarse un mando indirecto. 

Relé utilizado en la industria como mando indirecto

El detector actuará sobre el relé previamente calculado para limitar el valor de la intensidad, más tarde, nos serviremos de los contactos de relé para activar otros indirectamente, ya que un relé de 24 V DC puede permitir, sin mayor problema, intensidades de 5 amperios y tensiones de 250 V, e incluso más. 

  • Cambio de tensión


Los relés permiten trabajar a un determinado valor de tensión en la alimentación a su bobina, pero esta no tiene nada que ver con la tensión que circulará a través de sus contactos, tal y como hemos visto en el punto anterior. 
Así pues, podemos activar un relé con una tensión de 24 V DC que procede de un detector de proximidad y obtener una salida en contactos de 230 V AC, para activar componentes de corriente alterna. 

  • Función de memoria

En los circuitos de automatismos, todas las discriminaciones, acciones desarrolladas para eliminar la doble señal eléctrica, se realizan por medio de relés, denominados memorias. Esta aplicación se denomina realimentación y se desarrollará en una entrada próximamente.


Ventajas e inconvenientes de los relés            

Como todo componente eléctrico, los relés presentan ventajas e inconvenientes que deberemos conocer para su correcta elección y utilización. 
Ventajas
Las principales ventajas que presentan los relés son: 

  • Adaptación sencilla a diferentes valores de tensión. 
  • Insensibilidad ante temperaturas extremas, ya que aseguran un correcto funcionamiento a temperaturas comprendidas entre -50 ºC y 80 ºC, dependiendo de los fabricantes. 
  • Conexión de varios circuitos independientes. 
  • Separación galvánica entre circuito de mando y de potencia. 

Relé de base enchufable
Inconvenientes
Asimismo, los relés presentan importantes inconvenientes que deben ser conocidos: 

  • Contactos defectuosos por oxidación de los mismos. 
  • Creación del arco voltaico con efecto de abrasión de contactos. 
  • Ruido elevado en conmutación. 
  • Sufren una excesiva influencia por los agentes externos del entorno industrial, por ejemplo el polvo. 
  • Tiempo de conmutación excesivamente altos en comparación con otros componentes. El tiempo de conmutación es el tiempo necesario que necesita un relé para pasar de estar el contacto conectado a desconectado y viceversa.

Bibliografía:

La información de este blog fue tomada de https://tecnologiaelectron.blogspot.com/2014/03/funciones-ventajas-e-inconvenientes-de.html a quienes reconocemos todos los derechos de información.