Para que la industria pueda funcionar, las luces deben estar encendidas. Ahora bien, en iluminación industrial no se trata únicamente de alumbrar naves industriales, maquinaria o líneas de producción; también se trata de proporcionar la luz que necesitan las personas para poder trabajar.

Equipos de última generación, locales con todos los avances de tecnología y una señalización al día no bastan por sí solos si no son visibles. Además, una temperatura de color equivocada o la intensidad errónea en zonas que requieran condiciones precisas pueden bajar la productividad. 

Es necesario lograr a la vez unos niveles lumínicos correctos en superficies que deban ser vistas con claridad, y un bajo consumo energético, sobre todo en proyectos de mayor envergadura. Además, con sistemas de iluminación inteligente se puede reducir la iluminación en lugares y durante horas que no necesiten de luz. Una buena iluminación industrial puede hacer el día a día de la empresa más fácil, seguro y productivo. 

¿POR QUÉ UTILIZAR LEDS?

Una vez conseguidos los niveles de alumbrado adecuados para su fin, deben considerarse otros tres elementos que son de principal importancia en iluminación industrial: El consumo de energía, la vida útil y el mantenimiento. 

Estos costes puede multiplicarse rápidamente, sobre todo en proyectos grandes. Los LEDs suponen una reducción notable de costes en cada una de estas áreas. Los LEDs tienen una vida útil muy larga, requieren mucho menos mantenimiento y tienen una excelente eficiencia energética. Emiten más luz y menos calor, lo cual también puede reducir considerablemente las necesidades de enfriamiento del aire.

¿POR QUÉ UTILIZAR ÓPTICAS SECUNDARIAS?

Incluso teniendo los LEDs más potentes y eficientes, sin ópticas secundarias no se obtienen resultados. Las ópticas dan un control con el cual se consiguen los niveles de alumbrado correctos en el lugar correcto. Con las ópticas se puede reducir la dispersión de luz y el deslumbramiento, y lo más importante, se puede reducir el número de componentes necesarios, por ejemplo el número de LEDs. 

Para conseguir una luz uniforme en un espacio donde las luminarias están a alturas diferentes se requiere una variedad de ángulos de apertura, y con una distribución de luz asimétrica puede enfocarse la parte principal del haz de luz justo donde se necesita, por ejemplo en estantes o pasillos. 

Combinando ópticas secundarias diferentes en la misma luminaria también pueden crearse apliques que cumplan una variedad de funciones. En conclusión, usando ópticas secundarias junto con LEDs eficientes se consigue un ahorro notable.

UN EMPLAZAMIENTO ECONÓMICO CON LA MEJOR LUZ

La luz tiene cada vez más importancia en el sector industrial. Porque gracias a la luminotecnia energéticamente eficiente y más moderna, una iluminación moderna y planificada para la industria puede bajar los gastos de servicio, mejorar tanto las condiciones visuales como fomentar la concentración a través del Human Centric Lighting, aumentar la productividad y la seguridad operacional mediante la integración en las redes de control inteligentes y proteger, al mismo tiempo, el medio ambiente. Además, las disposiciones legales son cada vez más estrictas. 

En este campo de tensión, muchas empresas industriales buscan a un socio cualificado para poder aprovechar los potenciales de una instalación de iluminación moderna de forma rápida, segura y más sencilla posible. Las empresas que esperan más de sus luminarias LED industriales que solamente cumplir con la norma, en TRILUX encuentran un especialista competente para cualquier reto, desde las naves de producción y los almacenes, hasta los pasillos, las escaleras y los puestos de trabajo en las oficinas administrativas.

Bibliografía:

la información de este blog fue tomada https://www.trilux.com/es/aplicacion/industry/iluminacion-para-la-industria/ yhttps://www.ledil.com/es/area-de-aplicacion/iluminacion-industrial/