La importancia de la iluminación en el sector industrial


La industria está en constante evolución, y las técnicas de producción también. Para seguir siendo competitivas, las empresas deben invertir en nuevas tecnologías que proporcionen condiciones de trabajo óptimas a los operarios.
La iluminación en almacenes y en grandes plantas de fabricación es un factor clave para aumentar la seguridad y la comodidad de los empleados, y así mejorar la calidad de la producción. Ya sea en el sector agroalimentario, Oil & Gas, o automovilístico, es esencial que el nivel de iluminación se adapte perfectamente a las tareas a realizar. Los responsables de producción son conscientes de ello, y tratan de implementar mejoras en lo que respecta a la iluminación, para reducir los niveles de fatiga visual y facilitar el bienestar dentro de la empresa. 
¿Qué beneficios aporta la iluminación industrial?
Como sabemos, la industria no deja de evolucionar. Son muchos los avances que se crean para lograr que la productividad sea mayor y más eficiente. Pero cuando hablamos de mejoras no solo nos referimos a la parte puramente industrial, sino también a la calidad del puesto de trabajo de los operarios.

Hoy en día, son muchas las horas que se destinan al trabajo en una industria. Y, por ello, sus condiciones deben ser las adecuadas.
 
En este aspecto, la 
iluminación en las industrias 
se ha convertido en un factor importantísimo no solo en cuanto a seguridad y ergonomía, sino también en lo referente a calidad. 

Y es que está demostrado que una buena iluminación ayuda a realizar las tareas de forma más eficiente.
 
En lo que respecta a seguridad y ergonomía, es evidente que un puesto de trabajo en un área mal iluminada es un riesgo para los operarios y puede producir fatiga visual y mental. En este ámbito, la normativa es clara y fija: unos valores en lúmenes mínimos que son de obligado cumplimiento. Estos valores varían según el área de trabajo y las nuevas luminarias industriales.
 
 garantizan estos valores.

Aplicaciones de la iluminación industrial
Instalación tipo baliza
Podríamos entender su aplicación cogiendo como ejemplo la instalación de la iluminación tipo baliza. Así, veríamos cómo la primera entrada podría ser el color verde fijo, la segunda el amarillo intermitente lento y la tercera rojo con intermitencia rápida. 

La gran diferencia respecto al funcionamiento real de una baliza es que estas están pensadas y diseñadas para montarlas dentro de la máquina, en lugar de encima,  aunque también se pueden montar fuera en el frontal o lateral. También se diferencia en la potencia de los Leds.
Esta forma de instalar la iluminación hace que la máquina se convierta en una baliza y se pueda ver de forma más eficiente lo que está pasando en la máquina.

Instalación tipo Poka-yoque

También se está montando para estaciones de verificación del tipo Poka-yoque, donde el operario o la máquina monta determinados componentes y, tras la verificación, se emite el juicio sobre la propia pieza iluminando toda su área, de forma mucho más visual que con un simple piloto o baliza. Esto permite que el índice de errores se reduzca considerablemente. 
Otro ejemplo que podemos visualizar es la inspección en líneas de transporte tras un llenado, taponado o precintado.